Panenka Magazine

Por Enrique Peralta V.

¿Qué es el arte sino la rebelión del hombre contra todo aquello que parece imposible?

Brian Clough era un goleador insaciable hasta que una lesión de ligamento lo alejó del terreno de juego. Tras dos años pudo por fin volver al campo, pero ya no era el mismo y luego de tres partidos, anunció su retiro. Moria el futbolista, nacía el estratega.

CAMBIAR LOS BOTINES POR LA PIZARRA
Clough dio sus primeros pasos como entrenador en el fútbol base, adquiriendo mayor experiencia en las diversas divisiones del sistema de ligas inglesas.

Su gran oportunidad llegó en 1974 cuando ocupó el lugar de Don Revie, quien tras 16 años en el Leeds United, dejaba al club para dirigir a la selección nacional.

El vigente campeón buscaba repetir la gesta, pero la llegada del joven entrenador no sentó nada bien en el plantel y tras un inicio de temporada nefasto Clough fue despedido apenas 44 días después de su arribo.

En su adiós, dejó una frase con ribetes de presagio. «Hoy es un día espantoso… para el Leeds United».

EMPIEZA LA LEYENDA
A mediados de la temporada que inició con el Leeds, Clough aceptó la propuesta del Nottingham Forest de la Segunda División Inglesa. Era enero de 1975 y empezaba, sin saberlo entonces, su camino a la inmortalidad.

Tras evitar el descenso del equipo y reforzarlo con jugadores poco conocidos, Nottingham Forest volvía a la máxima división del fútbol inglés para escribir uno de los capítulos más gloriosos de su historia.

EL PRIMER GRAN DESAFÍO
El Forest causaba sensación en la First Division, pero para los especialistas se trataba de un globo que, aunque colorido, en cualquier momento comenzaría a desfinflarse. Nunca salió tan caro subestimar a un equipo.

Su primera prueba de fuego llegó y visitaban Old Trafford para enfrentar al poderoso Manchester United.

Todos imaginaban una goleada, y lo fue, pero el vencedor fue Nottingham Forest que aplastó a los locales con un inapelable 0-4.

LA PRIMERA COPA
El equipo de Brian Clough no solo avanzaba inmisericorde en Liga, sino también en Copa y alcanzó un lugar en la final para enfrentar al mejor equipo de Europa en aquel momento. El Liverpool Football Club.

La escuadra de Anfield era el club más ganador de Inglaterra y acababa de conquistar la Copa de Europa por segundo año consecutivo ¿Quién podría vencerlos?

David y Goliat volvían a verse, pero esta vez en el mítico Estadio de Wembley. No hubo diferencia alguna, y la final debería repetirse.

Esta vez el duelo sería en Old Trafford que nuevamente vería al conjunto de Brian Clough salir victorioso Y CAMPEÓN tras vecer a Liverpool por 1-0.

CAMPEONES DE INGLATERRA
Conquistada la Copa, ahora el Nottingham Forest iba por el primer título de Liga de su historia.

La First Division era entonces lo que hoy en día conocemos como la Premier League y los dirigidos por Brian Clough tenian la oportunidad de ganarla ¡Y cómo!

Tres jornadas antes del final, el Forest escribía su nombre en letras doradas en la máxima división inglesa y se proclamaba campeón tras superar en puntos al Liverpool en una nueva proeza, que no sería la última.

REYES DE EUROPA
Los campeones indiscutibles de Inglaterra, ahora iban por la conquista del continente. La UEFA Champions League, entonces Copa de Europa, asomaba en el horizonte como el gran desafío del novel monarca inglés, pero su estreno sería ante el peor rival posible.

Liverpool, vigente bicampeón del ‘Viejo Continente’, se presentaba como el más duro adversario en los dieciseisavos de final de la prestigiosa competición y solo uno podría seguir con vida en el torneo.

Nottingham Forest volvió a sorprender y asestó el primer gran golpe al vencer en la ida a los Reds por 2-0.

El rey de Europa claudicaba en Anfield tras el empate a cero final. Un nuevo monarca asomaba buscando adueñarse del trono.

Eliminado el campeón, Nottingham Forest no tuvo problema para superar a los griegos del AEK Atenas y meterse en los cuartos de final del torneo. Ahí lo esperaba el Grasshopper, que había eliminado en octavos al Real Madrid.

No existía adversario que intimidara al equipo de Brian Clough. Un 4-1 en la ida sentenció la llave y los campeones ingleses accedian a las semifinales para enfrentar al Colonia.

El equipo alemán se adelantó en Inglaterra con dos goles, pero el Forest no se rindió y logró remontar. El 3-3 final dejaba abierta la eliminatoria.

Contra todo pronóstico, Nottingham Forest se impuso en Alemania por 0-1 y logro su pase a la gran final de la Copa de Campeones de Europa.

El 30 de mayo de 1979 en el Estadio Olímpico de Múnich, Nottingham Forest y el Malmö FF se enfrentaban con un solo objetivo…. La gloria.

La escuadra sueca llegaba a la final con solo tres goles en contra en toda la competición, siendo el mejor conjunto defensivo de Europa en dicha temporada.

Trevor Francis, que había llegado al Forest con cartel de artillero letal, justificaba la cifra record que alcanzó su fichaje anotando al 45′ de juego el gol más celebrado en la historia de Nottingham para darle un nuevo título al equipo de Brian Clough.

Por primera vez en la historia, un equipo debutante conquistaba el torneo de clubes más prestigioso del mundo y eso no sería todo.

La temporada siguiente, Nottingham Forest FC, volvía a hacer historia tras vencer en el Santiago Bernabeu al Hamburgo para conquistar por segundo año consecutivo la Copa de Campeones de Europa, consiguiendo con ello un hito hasta hoy insuperable, al pasar de ser un equipo de Segunda a bicampeón del ‘Viejo Continente’ en apenas cuatro años.

Al conquistar su segunda Copa de Europa, Nottingham Forest se convirtió hasta el día de hoy en el único club del continente en tener más títulos europeos que ligas de su propio país.

¿Qué es el arte sino la rebelión del hombre contra todo aquello que parece imposible?

TE PUEDE INTERESAR
¿Quieres ir al Mundial? Así puedes conseguir un boleto para Rusia

Instagram
Facebook

Twitter